Adventures and other trifles

Suscríbete a mi linda newsletter

Disfruta de contenido exclusivo, freebies y lindos regalitos.

Entradas recientes

Premios

Liebster Award

Best Blog Price

Año nuevo, amor nuevo? - Lucy Rebmann
Blog Adventures and other trifles, photography, family and trips. Blog “Aventuras y demás pequeñeces”, fotografía, familia y viajes. Blog Abenteuer und andere Kleinigkeiten. Fotografie, Familie und Reisen. Ultimate Adventure Trip Ideas with kids. Gifted children home education tips and more. Kids fooding ideas. Ultimativas ideas de viajes con niños. Ideas de educación infantil para niños dotados. Ideas de alimentación infantil. Ultimative Abenteuerliche Reiseideen mit Kinder. Familie und Erziehungstips Hochbegabte Kinder. Kinder Ernährungs tips.
Blog, Adventures, trifles, Aventuras, fotografía, photography, fotografie, family, familie, familia, viajes, reise, trips, mother, mutter, madre, germany, alemania, deutschland, Ultimate, Adventure, Trip, Ideas, kids
51909
post-template-default,single,single-post,postid-51909,single-format-standard,eltd-core-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.8, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,paspartu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_non_responsive

Año nuevo, amor nuevo?

¿Porqué será que cuando llega un año nuevo, siempre nos sentimos como que acaba de terminar un ciclo y uno nuevo comienza?

¿Es así? ¿En serio? ¿Se terminó uno y ponemos otro?¿ Ya no queremos más al otro porque tenemos un nuevo año para amar? Pero, y… ¿Porqué?

A mi no me gusta contar mis ciclos vividos por años, ni por tiempos climatólogicos, ni por estaciones, sino por épocas en mi vida…

Me gusta recordar los momentos de mi niñez, de adolescente, de adulta, mis años de novia, la programación y planificación de mi matrimonio y el día de mi matrimonio,  los primeros años de casada, la compra de una casa, la llegada de mis hijos, la crianza de mis hijos, el comienzo en la escuela de mis hijos, etc.

La vida es tan hermosa, llena de tantos recuerdos, que sin darnos cuenta nos empeñamos en medirla de a trocitos, por años, por navidades…

Me encanta recordar cada instante, si es posible cada minuto, cada segundo vivido junto a mi esposo y mis hijos, mis planes, mis momentos de felicidad… que son cientos de miles, sino millones y no 365 x 16

No me gusta mucho desearle a mis amores del universo simplemente un año nuevo lleno de 365 oportunidades, me gusta más desear una vida llena de felicidad, me fascina decirle a la gente lo que me importa y cuanto la quiero, cuanto la amo y no una vez al año, ni con cada cumpleaño, ni con cada navidad… es tan hermoso decir te quiero, todos los días.

Me encanta dar… no regalo un obsequio a cada uno de mis seres queridos solo en navidad, o en su cumpleaños o para Reyes, eso , no solo nos convierte en consumistas, sino además en egoistas y para remate olvidamos con frecuencia la importancia de un “te quiero”, yo prefiero, regalar una sonrisa a diario y recibir cada día como lo que es, como un nuevo comienzo.

¿Has probado alguna vez regalar algo hecho a mano? Si, si, por tí mism@? Ya va siendo hora, no? Aquí te dejo algunas ideas de esta última navidad!

La vida no comienza cada año, o con cada cumpleaños, o con cada navidad, la vida ni siquiera comienza el día que nacemos, la vida comienza el mismisimo día en que nuestros padres nos pensaron, nos desearon….. y continúa, con cada día que comienza, cada vez que nos levantamos, con cada rayo de luz , con cada copo de nieve… con cada gota de lluvía!

Los momentos que no podemos disfrutar con el resto de la familia, padres, hermanos, solemos hacer lo posible para que se den encuentros familiares algunas veces al año o a más tardar en navidad, esto, porque es una época del año en que la frecuencia de la mayoría de los corazones, de las almas vibran igual… de tal forma, que todos sentimos lo mismo…. amor….

Pero ¿porqué no lo hacemos en verano o en semana semana santa, o mejor aún… todo el tiempo? No lo sé, es todo un misterio para mí.

Hagamos de cada uno de los momento de nuestra vida, un momento de gratitud, no el año que acaba de terminar, sino al instante feliz vivido.

Compartamos cada instante que podamos con nuestros seres queridos, no lo dejemos para navidad.

A mi por ejemplo, me encanta sentarme a la mesa con mis hijos y mi esposo, todos juntos a comer, no se puede cada vez, pero se puede en la cena y los fines de semana, asi que lo disfruto tantísimo, que no es un deber para nadie en casa, no es una tradición que originé yo porque me gusta ser mamá, sino que es algo que me dá placer hacerlo y no sólo a mí.

Me fascina ver a mis hijos poniendo los platos sobre la mesa y jugando a quien pone los vasos más rapidamente, pero tambien quejandose porque no pueden cargar la botella de agua que les pesa mucho, para poderles decir que lo dejen, que yo si la puedo cargar. Me gusta ver sus caritas cuando se enojan por tonterías, porque me dá la oportunidad de enseñarles que no en necesario molestarse por eso, me da la oportunidad de educar, de ser quien soy, de dar más de mí, de regarles todo mi amor.

Me encanta ayudarles con los deberes, pero sin decirles lo que tienen que hacer, le busco y le doy la vuelta hasta que dan con la solución por si mismos. A veces simplemente se sientan a mi lado a hacer los deberes sin que yo diga una sola palabra, simplemente buscan la cercanía, el que esté ahí, a su lado… simplemente, sin decir nada, simplemente en silencio y lo disfrutan y yo aún más…. es mi regalo diario y no tengo que esperar a navidad para recibir tan hermoso obsequio.

No convierto la vida en una rutina de labores y quehaceres, la vida en una oportunidad de aprendizaje mutuo, de crecer espiritualmente y la base de todo eso es la felicidad, es el amor.

Por eso me leen tan a menudo en facebook cuando les regalo una sonrisa, que siempre digo e incisto en que “no persigan la felicidad, sean simplemente felices!

 

Y naturalmente que…

deseo para todos los que esten por allá afuera, junto a mi familia, un felicísimo año nuevo de todo corazón….

pero no crean que se limita sólo a un año 😉

 

Un beso fuerte y muchos cariñitos…

Lucy Rebmann

Stuttgart - Germany

19 Comments

  • Lucy, que bonito enfoque y cuánta razón tienes!! Me encanta tu forma de explicarlo y agradezco que nuestros caminos se hayan encontrado!!
    Me da tanto gusto conocer a una persona con una mirada tan positiva y enamorada de la vida!! Me quedó cerca para aprenderte mas!
    Te envió un abrazo enorme y te deseo muchos días maravillosos!! 😉

    5 enero, 2016 at 5:30
  • Feliz Año Nuevo de corazón! mis mejores deseos para este 2016. Un abrazo!

    6 enero, 2016 at 23:36
  • Es cierto que hay algo de “rito de paso” en lad fiestas de Fin de Año, a mi me pasa tambien en septiembre, como maestra que soy, cuando comienzo el curso. Hay un torrente de energia que se retroalimenta en el ambiente, una especie de corriente favorable que nos impulsa a mejorar. A mi me gusta apuntarme a estos “ritos de paso”, aunque como bien dices cualquier momento es bueno para cambiar, para proponerse mejorar o simplemente para agradecer las múltiples bendiciones de nuestras vidas -esto procuro hacerlo a diario y con las cosas que en apariencia son más simples-, me gusta la forma cono lo explicas, tu sinceridad y la luz que transmites en este blog. Te deseo un año muy, muy feliz! Un abrazo!

    6 enero, 2016 at 23:40
      • That’s a smart answer to a dilifcuft question.

        30 noviembre, 2016 at 10:50
  • Querida Lucy, tu siempre con ese positivismo y esa buena honda que te caracteriza. Me encantas Lucy Rebman . Tu forma de ver la vida es estupenda, es tan positiva. A mi me animas cada día, eres super contagiosa. Te deseo a ti y a toda tu familia un montón de cosas buenas, y bonitas y no solo por que sea principio de año, realmente porque eres una persona maravillosa.
    ¡Un abrazo enorme Lucy!

    7 enero, 2016 at 0:00
  • Lucy comparto tus pensamientos acerca del valor de la presencia siempre antes que el regalo ocasional por alguna celebración. Me gusta tu manera de concebir los espacios de tiempo en tu vida, más amplios y sin bordes limitados por un día, o una noche. A mi me angustía el afán del cumplimiento de los ritos sociales en Navidad, en fin de año pero en su momento cuando mis hijos eran pequeños disfruté mucho en esas ocasiones. Así somos cambiantes como la vida misma. Un abrazo

    7 enero, 2016 at 23:43
  • Que bonito lo que has dicho y extoy totalmente de acuerdo contigo. Hay que buscar la felicidad en las pequeñas cosas, con la gente a la que quieres y ahora, sin esperar a que llegue nada. Te deseo que este año sea muy feliz para ti y los tuyos.

    8 enero, 2016 at 16:25
  • Lucy no podías decirlo mejor! Sos tan luminosa, irradias buena energía. Qué post más lindo! Me los imagino cenando en familia!
    Te deseo lo mejor para este año y todos los que vienen, sobre todo te deseo muchos momentos felices!
    Te mando un beso y un abrazo! Caro
    Pd. Mándale un beso a Nicolás del Polo Norte de mi parte!!!!

    9 enero, 2016 at 0:46
  • ¡100% de acuerdo contigo Lucy! A mí nunca me ha gustado desear feliz año al comienzo de un nuevo año, me da un poco de pena que no se pueda decir en cualquier momento sin que resulte extraño y me da rabia eso de tener que decirlo la mayoría de las veces por puro compromiso. Así que desde ahora haré como tú, contaré mi vida a base de épocas no de años 🙂 Un beso muy grande preciosa, te deseo lo mejor!

    9 enero, 2016 at 21:28
  • Totalmente de acuerdo, las cosas pequeñas son las que iluminan nuestro día a día y estos días son los que hacen esas etapas extraordinarias.
    Te deseo un 2016 lleno de ellas y que puedas seguir compartiéndolas con nosotras y todos lo que te siguen.
    Un abrazo.

    18 enero, 2016 at 14:33

Post a Comment